GAZPACHO VERDE

 

Esta semana sigo una dieta blanda, mejor dicho en base de sopas y cremas y no porque he empezado mi operación bikini, pero por una mini operación dental.  Y es por ello que hoy preparé un gazpacho verde que me ha hecho enamorar de ello totalmente.  A mi me encanta el gazpacho tradicional , sobretodo en verano y también la versión blanca con ajo. Hoy mi lista de favoritos ha crecido con uno más, porque ahora ya son tres gazpachos que me encantan: roja, blanca y verde:)

Como todas mis recetas, está también es muy fácil a hacer. Podrías solo limpiar y cortar las verduras y triturarlos hasta conseguir el gazpacho, sin hervirlos, pero yo prefiero hervir  la mayoría de los ingredientes. Así la digestión tiene menos trabajo, ahorramos energía y nos sentimos mejor. Recuerda sobretodo si tienes problemas digestivos, no te conviene comer vegetales crudos! Otra cosa sobre este gazpacho verde es que no podría ser nada mejor para este tiempo de primavera para cuidar a nuestro Hígado!!!

 

INGREDIENTES (para dos)

  • 1 calabacín
  • 1 -1 1/2 tazas de guisantes congelados
  • 1 pequeño pimiento verde
  • 1/2 – 1 aguacate
  • un puñado de hojas de albahaca
  • 1-2 cucharas de zumo de limón recién exprimido
  • 0,5 cebolla pequeña ( yo tenia una muy chiquitina)
  • 0,5 diente de ajo o polvo de ajo (la cantidad depende de tus gustos. Si no te gusta mucho el ajo, vez añadiendo poco a poco cantidades y probando el sabor.)
  • una pizca de sal o según tu gusto
  • aceite de oliva según gusto, puedes echar un chorro o tipo 1/3 tazas.
  • agua según la necesidad. Si el gazpacho queda muy densa, añade más agua.
  • (Podrías añadir pepino también si quieres. Yo no lo añadí porque no lo tenia 😉

¿COMO?

  1. Hierve el calabacín, pimiento, cebolla y guisantes durante unos 10-15 minutos. Recomiendo hervir el pimiento entero, sin cortarlo, para que será más fácil a quitar la piel.
  2. Quita el agua y deja que se enfrían.
  3. Quita la piel del pimiento. Suele ayudar para que la gente no se sienta acidez.
  4. Pon el resto de los ingredientes en el robot de cocina o en un recipiente si usas un minipimer para triturar.
  5. Cuando las verduras están frías o tibias, añádelos con el resto de los ingredientes y deja que  la maquina hace la magia.
  6. Prueba el sabor y la textura y añade según necesidad y tu gusto sal y/o agua.
  7. Voila, listo para disfrutar!

2018-05-10T21:20:19+00:00

Deja un comentario